Lunes, Mayo 29, 2017

aguila logo

pajaro gvc

Cítricos

INFORME TECNICO CITRICOS

1.- RIEGO.

-         En otoño disminuye la evapotranspiración, pero aumenta la demanda por el Llenado de fruto. Desde fines de febrero, marzo y abril la planta desarrolla la mayor expresión del crecimiento de fruto llenando las células que fueron dividas en los 100 días postcuaja. No descuidar el riego llegando incluso a superar el 120% de bandeja en huertos con alta carga.

-         Las mandarinas tempranas (Oronules y Orogrande), naranjos (Fukumoto) y limoneros si logran calibrar temprano pueden iniciar una “seca” para acelerar el quiebre de color y adelantar el inicio de cosecha. En las de media estación y tardías seguir regando, especialmente la mandarina W. Murcott con alta carga.

-         Todas las variedades deben suspender el riego en precosecha para evitar oleocelosis. Este problema aumenta en las variedades tempranas que se cosechan con bajo desarrollo de color + desverdizado.

-         Monitorear el riego con calicatas y tomar la firmeza de la fruta con presionómetro en las tardes. Es posible que el estanque de suelo esté seco y la fruta aún turgente.

-         Después de las lluvias de abril suspender los riegos largos.

2.- FERTILIZACION Y MANEJO DE SALES.

-         Continuar con el Seguimiento Nutricional tomando en cuenta el análisis foliar de otoño para corregir las deficiencias durante la Fertilización de Reserva.

-         Terminar el programa de K a fines de abril esperando calibrar temprano. En variedades tardías se puede prolongar el K hasta fines de mayo. Una vez terminado el K retomar la fertilización con Mg para oscurecer el follaje antes del invierno; la concentración de Mg debe ser mayor a la de Ca llegando entre 4 a 8 meq/lt según la calidad del agua. Los mayores problemas de Mg se observan en la región metropolitana con altos niveles de Calcio por el río Maipo y Mapocho. Aprovechar de fertilizar en los pocos riegos que quedan para corregir cualquier deficiencia.

-         El N debe estar suspendido a fines del verano para no afectar la toma de color. Huertos con chupones en otoño tienen mayor nivel de giberelinas en el follaje afectando el quiebre de color. Huertos jóvenes con mayor juvenilidad manifiestan un quiebre de color más lento, el cual mejora en la medida que madura el huerto.

-         Retomar la fertilización con N una vez que el huerto inicia su cosecha y la evolución del color no es reversible (esperar frío). Considerar a fines de mayo-junio-julio una Reserva de N de 20-40 U.N./ha según el nivel de carga y el último análisis foliar.

-         Fertilización Foliar: Es normal que en precosecha el huerto muestre un follaje más pálido y en zonas frías algo de clorosis intervenal. Una vez terminada la cosecha realizar la aplicación de Urea Foliar para apoyar la diferenciación floral. Aplicar 1 lt Urea Foliar / 100 lt agua, mojamiento periférico de 2.000 lt/ha huerto adulto. En zonas con riesgo de heladas mezclar con aminoácidos al 2%. También se puede mezclar con Cobre ó Zn-Mn. Repetir a los 30 días.

-         El quiebre de color es un proceso que demanda energía. Los huertos débiles presentan problemas para desarrollar fruta full color atrasando el inicio de la cosecha. Evaluar productos foliares que aporten Calcio, Magnesio y Carbono para acelerar la toma de color.

3.- MANEJO DEL FOLLAJE.

3.1.- Poda.

-         Comenzar una vez terminada la cosecha. En zonas con riesgo de heladas atrasar la poda para inicio de primavera.

-         Esta labor debe estar focalizada en eliminar las ramas envejecidas que ya entregaron producción y que se deben remover para dar espacio a los nuevos reemplazos. Mantener el sistema de MultiEje en rotación para producir fruta desde el centro hasta la periferia en madera joven. Los huertos cerrados producen poca fruta en su interior y con piel de mala calidad desarrollando un mal comportamiento en postcosecha.  

-         No despuntar chupones en invierno ya que el árbol pierde el equilibrio y estimula la formación de más chupones que compiten con la fructificación. Manejar los chupones periféricos con ortopedia y los del centro eliminar desde la base.

-         Levantar faldas para prevenir pudrición parda. En huertos jóvenes las podas consisten en sólo poda de faldas y rebrotes del portainjerto ya que el resto del follaje es joven y bien iluminado.

1

Follaje interno en un huerto de Clementinos adultos bajo el sistema de conducción de MultiEje en rotación.  

3.2.- Reguladores de Crecimiento.

-         Retomar la aplicación al inicio de brotación.

               2

Rajadura de otoño por deformación de ombligo. Este defecto se puede mejorar con Auxinas de síntesis para reverdecer el estilo de la flor y posteriormente con Ac. Giberélico tardío (18-28 mm diámetro) para mejorar la elasticidad de la piel.

3.3.- Ortopedia.

-         Durante la poda de producción complementar con ortopedia en huertos jóvenes o desequilibrados con despuntes. Realizar trenzas con los chupones o engancharlos con otras ramas. El objetivo es bajar hacia la horizontal las ramas vigorosas para acelerar la entrada en producción. En la próxima primavera el chupón desarrolla ramificación lateral y floración de calidad produciendo calibres grandes.

3  4 
 5 6

Huertos manejados con mínima poda desde su origen doblando ramas o abriendo los ángulos de inserción para acelerar la entrada en producción de chupones, evitando rajaduras por desganches.

4.- CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES.

-         En otoño comenzar con las aplicaciones mensuales de Fosfito de Potasio para estimular el crecimiento de raíces y prevenir pudrición parda. A fines de mayo antes de las heladas aplicar Cobre foliar para prevenir daño por frío: 300 gr Oxicloruro de Cobre / 100 lt agua, mojamiento periférico de 2.000 lt/ha. En zonas frías repetir la aplicación a los 30 días.

-         Si se observa un ataque tardío de pulgón o mosquita blanca en variedades tempranas continuar con lavado de follaje para evitar fumagina en la fruta.

-         Para la fruta con destino USA realizar con tiempo el muestreo para conocer la prevalecía de Brevipalpus chilensis.

-         La mejor estrategia de control es realizar aplicaciones tempranas antes del cierre de ombligo y roseta cuando el nivel poblacional de todas las plagas son bajos. Nunca esperar umbrales altos de adultos para recién comenzar las aplicaciones, especialmente en zonas cálidas donde la plaga puede desarrollar generaciones tardías.

-         Una vez terminada la cosecha, esperando el inicio de brotación realizar la primera aplicación de Aceite foliar para controlar huevos y estados móviles: 1 lt Aceite Miscible ó ELF / 100 lt agua, mojamiento completo de 5.000-6.000 lt/ha huerto adulto. Repetir la aplicación a los 30 días.

-         Las mejores pulverizaciones se realizan una vez terminada la poda de producción.

-         Monitorear los perímetros para prevenir un ataque de caracol.

-         En huertos envejecidos pintar los cortes de poda y madera expuesta con 1 lt Caldo Bordalés ó Phyton / 3 lt Látex.

5.- CONTROL DE MALEZAS.

-         Adelantar la aplicación de herbicidas por las lluvias de abril. Considerar las siguientes mezclas de pre y postemergentes: 850 gr Roundup Max + 100 gr Valor/100 lt agua ó  850 gr Roundup Max + 500 cc Goal / 100 lt agua. Mezclas con Allion son compatibles con cítricos.

-         En huertos jóvenes trabajar con barra.  

         7                

Gonzalo Vargas C.

Ing. Agrónomo GVCAgro

scroll back to top